fotografia empresa lacamararoja vistabella jumillano murcia

El Jumillano since 1953. Retrato de empresa en gran formato.

Pocos barrios se identifican tanto con un bar como Vistabella con el Jumillano.

Seguro que muchos de vosotros os habéis deleitado con su deliciosos buñuelos de bacalao, pero pocos sabéis la historia que hay detrás de este bar que empezó a servir vino de Jumilla en el año 1953.

Con este retrato de empresa que realizamos antes del confinamiento queremos contarosla.

Fueron los abuelos de Juanpe, su actual dueño, los que ese año tras casarse en Jumilla su pueblo natal, vinieron de viaje de novios a Murcia 🙂 y durante su honeymoon vieron el local y pensaron que sería un lugar perfecto para comenzar su negocio en el que vender vino para llevar y donde de comer ¨como mucho unos panchitos¨

Es curioso saber que algunos de los barriles que hoy puedes ver en el bar fueron traídos en carros tirados por bueyes desde Jumilla a Vistabella, que en ese momento era un barrio nuevo diseñado y construido durante la dictadura franquista para familias de militares.

A sus abuelos no les fue mal, tuvieron 3 hijos y el abuelo que Juanpe que hoy tiene 96 años ha estado al pie del cañón sirviendo vino hasta hace muy poquitos años.

Muchos años después, Juanpe que estudió historia del arte y Lola, quién se licenció en ciencias del trabajo, vivieron en Inglaterra un tiempo durante su noviazgo, y en un viaje que hicieron a las Islas Griegas, decidieron comprar el bar a su familia y emprender ellos a su vuelta a España, de eso hace ahora 9 años.

¨El bar estaba cerrado y tardaron un año en cambiar la imagen y que empezara a venir gente de verdad¨ nos cuenta Juanpe.

Hace 4 años hicieron una reforma en la que juntaron el antiguo bar, la casa de sus abuelos y una droguería-videoclub que hacía esquina. Aunque desde el principio siempre han ido a más, tras la reforma vivieron un salto cualitativo y de ser en plantilla solamente ellos dos más dos empleados fijos, llegaron a ser 13 antes del confinamiento.

Cuando les preguntas a Juanpe y a Lola por el éxito del Jumillano, te dicen que por supuesto la comida y también el magnífico equipo humano.

Lo cierto es que si pones en google comer en Murcia, ellos están los primeros con cientos de testimonios que confirman una gran experiencia gastronómica.

El Jumillano se encuentra justo en medio de los 70 metros que separan nuestra casa de La Cámara Roja y para nosotros que estamos como pajaritos que no se mueven mucho de su arbol, dandole calorcito a su nido, es genial empaparnos del ambientazo que hay siempre en sus mesas llenas de personas que vienen de todas partes a disfrutar de la buena compañía y la buena mesa. Y en definitiva, ¡de la vida!

Estos días con la persiana bajada y la terraza desierta son extraños, es como si al barrio le faltara el corazón que bombea la sangre que le da la vida.

Además nuestro hijo no aguanta mucho más sin su ensaladilla 🙂

Así que desde aquí queremos mandar mucho ánimo a nuestro vecinos y desearles que pronto vuelvan a estar haciendo eso que se les da tan bien, que no es otra cosa que hacer feliz a la gente con su buen hacer.

Ayer hablábamos con Juanpe y es bueno escucharle hablar de forma optimista contarnos que ya puede ver la luz al final de túnel, que sabe que es cuestión de tiempo y que están aprovechando este impass para estar con sus dos pequeñines. Así que como ya sabemos, no hay que por bien no venga 😉

retrato - empresa - vistabella -davideflores - murcia - fotografia
making of con David de Flores

retrato - empresa - vistabella -davideflores - murcia - fotografia

 

La fotografía realizada en cámara de gran formato analógica es de David de Flores y el texto es mío, Silvia Marte.

 

#lacamararoja #retratosincero #vistabella #murcia