[2021 Curso Profesional de Fotografía] La magia del instante

Teresa y Leandro bailando con la magia del instante
© David de Flores Teresa y Leandro

Lo que nadie te cuenta

En ningún curso o Manual Técnico de Cómo hacer un Reportaje de Boda y no morir en el intento es que más importante de que tengas la foto de los novios colocándose los anillos, la foto de la novia entrando a la ceremonia cogida del brazo del padrino o la foto del brindis de recién casados, mucho más importante que todas esas fotos es que tienes que saber encontrar la magia.

La Magia del instante

En un instante, pueden suceder muchas cosas o ninguna. Una boda es la mayor celebración que una pareja ofrecerá a sus familias y amigos en toda su vida. Hay nervios, prisas, carreras de última hora y, sobre todo, mucha emoción. Risas y lágrimas van desencadenando un auténtico torbellino emocional y ahí testigo de todo, estás tú, con tu cámara y equipo, desconocido y extraño para todos los asistentes menos para los novios. Es todo un honor que te hayan elegido a ti.

Y por supuesto toda una responsabilidad.

Mi primera boda

Todos los días previos a una boda siempre me pongo nervioso. Es algo natural y a pesar de que en todos estos años habré hecho más de 100 bodas (lo siento, he perdido la cuenta y la cabeza y los discos duros ya no dan para más), no lo puedo remediar.

La mayoría de las veces, siempre me acuerdo de mi primera boda. Madre mía. Suelo pensar que fue una locura. A veces me veo como uno de esos locos que se tiran por el precipicio sin paracaídas, con un traje de viento y se ponen a volar en caída libre. Sí, un salto al vacío.

Antes no había hecho ninguna boda, ni de asistente ni de practicas, ni nada. Ni siquiera solía ir a bodas de invitado. Nunca antes me habían interesado, ni siquiera la de los colegas. Me aburría mucho todo el tema del protocolo, la etiqueta, el traje y todo lo no interesante de una boda. Por suerte, para mí, desde esa primera boda, todo cambio y descubrí un fenómeno social increíble.

Por aquel entonces, hace más de 10 años yo estaba terminando de estudiar la carrera de antropología social y estaba flipando con Levi Strauss, Marvin Harris y los Dogon de Marcel Griaule. Quería lanzarme al África profunda a estudiar sociedades tribales y rituales de iniciación. Toda una ingenuidad. Igual que el que piensa que para hacer buenas fotos hay que irse al Tibet o Nepal o fotografiar a cualquier pueblo indígena.

Esa primera boda, me abrió los ojos en muchos sentidos. Para empezar, dos familias a las que no conocía me abrían las puertas de su casa de par en par y yo, ajeno a todas esas vidas, podía entrar en sus dormitorios, hurgar en sus recuerdos y ver como la mujer que en ese día se casaba era hace poco una niña que su madre la remojaba en verano en un barreño en la puerta de su casa.

Había descubierto nuestra propia tribu y tenia un verdadero rito iniciatico que estudiar y, sobre todo, fotografiar. Todo un regalo.

 

Un rito iniciático

Pero el que se iniciaba verdaderamente aquel día era yo. Acababa de lanzarme al vacío y de montar La Cámara Roja. Hacía pocas semanas que estaba pagando el autónomo y aunque yo llevaba ya varios años haciendo fotografías, dominando la técnica desde hacia otros 15 años más, nunca antes había realizado un reportaje de bodas. Ni siquiera el de un amigo que me lo pidiera encargándome o mejor dicho, cargándome con el marrón.

Ahora el marrón lo tenía yo y el vacío se abría ante mí.

Fotografia del making of de la sesión práctica de bodas del curso profesional de La Cámara Roja
Fotografia tomada en la práctica de reportaje de Boda del Curso Profesional 2020/21

Los preparativos del fotógrafo

Lo primero que tienes que tener en cuenta y lo primero que les digo a mis alumnos es que no cometan la locura que yo hice en mi primera boda. Ya sabéis el dicho de “haz lo que yo te diga pero no lo que yo haga” pues os aconsejo que no lo hagáis por la sencilla razón de que una boda, no es solo hacer fotos de unos novios y sus familias, es entender el momento, saber que estás ahi para captar la magia y las emociones de los protagonistas, comprender que tu debes ser parte de lo bonito del día y no un motivo de queja, que te tienes que anticipar al momento y prever las situaciones porque si no perderás una foto fantástica e irrepetible, porque aquí, como todo en la vida real, las cosas suceden una vez y hay instantes que son irrepetibles y los novios, quieren esas fotos para poder ir y venir a ese instante, una y otra vez, en cualquier momento de sus vidas.

Toda esta responsabilidad, ABRUMA. Por eso mismo, es muy aconsejable no saltar al vacío desde el filo de la montaña, la primera vez sin experiencia previa. Es preferible que en la primera boda que vayas con tu cámara sea acompañando a otro profesional más experimentado, que le ayudes y seas su asistente, aunque solo sea por un día. Para que te des cuenta de todo lo que pasa. Para que esa persona te vaya enseñando cosas, pequeños trucos que no se encuentran en los manuales técnicos.  Cómo por ejemplo, como hablar a los novios y los familiares, cómo empatizar con sus nervios, cómo guardar la calma y transmitirla. Cómo ayudar a que todo vaya como tiene que ir. Como guiar y acompañar a los novios en ese día tan esperado.

Y por supuesto, cómo hacer las fotos necesarias para tener un trabajo excelente.

Todas estas cosas y muchas más, las tenemos muy en cuenta como profesionales de la fotografía de bodas con más de 10 años acompañando a novios en su gran día.

Pero sobre todo, esa responsabilidad tan grande la queremos transmitir a nuestros alumnos del Curso Profesional de Fotografía, en el que además de la parte teórica, realizamos una sesión de inspiración de bodas, en la que los alumnos se encuentran con novios reales, con peluquería y maquillaje real, con vestidos de novias reales, con floristas, con catering y con todos los ingredientes de una boda real, para que nuestros alumnos puedan hacer fotografías de boda y saber lo que tienen que saber para no perder ni un solo detalle fotográfico en ese día.

David dando indicaciones de como fotografiar a una novia a los alumnos del curso profesional de fotografia
David dando indicaciones en la práctica de reportaje de Boda del Curso Profesional 2020/21

Un día especial

Pero además, de la Sesión de Inspiración de Bodas del Curso Profesional, en La Cámara Roja, a los alumnos que superan el curso, nos comprometemos a invitarlos como asistentes nuestros en una boda real.

En ese día, ellos estarán allí para acompañarnos, para ofrecernos su ayuda y, como no, tirar alguna foto también, pero sobre todo estarán ahi para aprender y tomar el pulso real de una boda, con sus prisas y sus carreras de última hora, pero también con sus risas y llantos.

Toda una oportunidad de aprender que más quisiera yo haberla tenido hace más de 10 años, porque me hubiera ahorrado algún disgusto que solo cuento a los que quieren compartir la experiencia de saltar al vacío con nosotros.

 

Para muestra un botón de lo que pasó aquel día en la sesión práctica de boda.

Y si quieres ver más

Aqui os dejamos un resumen de algunos fotos que se hicieron en aquel día de la Sesión Práctica de inspiración de Bodas que realizamos dentro de la programación del Curso Profesional.

Agradecemos desde aquí a todos los profesionales implicados y nuestros fantásticos alumnas y alumnos que lo dieron todo aquel día por tener unas fotos fantásticas.

 

🌴 Finca y coordinación de proveedores: @nosedonde_unlugarpococomun
💐 Diseño floral y decoración: @littledreamsdesigner
👰🏻‍♀‍🤵🏽‍♂‍ Pareja bosque: @maestrogado @teresadearanda @arroyodearanda
👰🏼👰🏻‍♀‍ Pareja invernadero: @belenbuendiag @yool28_
💇‍♀‍ Peluquería: @canovaspeluquería
💄 Maquillaje: @lyndisimua @irenefernandezmaquilladora @didi.ricci para @nuriasendra_escuela
👘 Vestuarios previos: @africahernandezm
💍 Joyas, vestidos novias y tocados: @maisonportocale
💖 Neón: @nonicostudio
💡 Iluminación: @etiquetanegrailuminación
🐎 Caballo: @puche.andres
🍭 Candy Bar: @tipytapeparties @begolieta
🍰 Tarta: @lalocadelhorno
🥂 Servicio de bebidas: @restaurantepicaflormurcia

¿Quieres saltar al vacío?

Si quieres dar el salto y aprender el oficio de fotógrafo profesional y quieres dedicarte a la fotografía de bodas, entre otros trabajos, en nuestro Curso Profesional tienes todo lo que necesitas para crear tu propio puesto de trabajo y convertir tu gran pasión por la foto en una forma de vida.

¡Si quieres recibir más información sobre el curso, solo tienes que rellenar el formulario!

¡Si, quiero Saltar !

    Quiero recibir más información sobre el curso.

    Acepto la Política de Privacidad de La Camara Roja.

    David de Flores

    David de Flores (1977) es fotógrafo, ingeniero forestal y antropólogo. En 2010 crea La Cámara Roja, un proyecto profesional en el que conviven la fotografía, la docencia y la impresión fine art. Ha cursado estudios de fotografía contemporánea en la Escuela Lens de Artes Visuales y de Especialización en fotografía...