[CLAVES] Como empezar tu proyecto fotográfico personal 2020

[CLAVES] Como empezar tu proyecto fotográfico personal en 2020

EL PROYECTO FOTOGRÁFICO PERSONAL, ¿POR DONDE EMPIEZO?

Llegan las vacaciones, el descanso, la playa o la montaña, los peques, las escapadas y las aventuras, pero también el tiempo libre para dedicarnos a lo que más nos gusta, la fotografía.

El verano es una época estupenda para casi todo lo que nos propongamos y muchas de vosotras seguro que estáis pensando que queréis poneros las pilas y

empezar ese proyecto fotográfico que lleva dando tumbos por vuestra cabeza desde hace mucho tiempo.

Si has decidido ponerte manos a la obra, este tutorial de Cómo empezar tu proyecto fotográfico te va a venir de perlas, y si aún es muy pronto para tí, da lo mismo, te va a venir estupendamente.

Realizar un proyecto fotográfico no es tarea fácil en absoluto, pero mucho menos imposible. La mayoría de las ideas nunca salen de nuestra cabeza por varios errores que cometemos y que ahora veremos detenidamente.

También, nos suele asustar la idea de comenzar un proyecto fotográfico y nos abruma porque no sabemos por donde empezar.

En este artículo vamos a ver las claves que tenemos que tener en cuenta para desarrollar un proyecto fotográfico y no morir en el intento, pero si quieres verlo y que te lo cuente directamente, aquí tienes el video:

 

 

DESARROLLAR UN PROYECTO FOTOGRÁFICO PERSONAL

Desarrollar un proyecto fotográfico personal no es sólo hacer fotografías bonitas o buenas, de hecho tendríamos que primero plantearnos lo que es una buena foto para nosotros porque hay proyectos en los que no hay ni una sola fotografía “bonita”.

En este sentido, hay que hacer muchas más cosas, aparte de fotografías, que tienen que ver más con la creación y materialización de ideas.

Será por mi formación y dedicación en el mundo de la ingeniería, en concreto con la ingeniería forestal, que estoy más que acostumbrado a la creación, desarrollo y ejecución de proyectos.

Se trata de proyectos técnicos, pero en su fundamento comprenden las mismas fases que un proyecto artístico creativo que se realiza dentro del ámbito fotográfico.

El proyecto fotográfico personal es algo más que una simple colección de fotografías, entraña un reto, una forma diferente de ver y de desarrollar una idea.

Al final se trata de crear algo que nace de un pensamiento, con una serie de fases que van desde su creación hasta su desarrollo, mutación, realización y difusión de la misma.

Aquí debemos puntualizar que cada una de estas fases que os vamos a indicar no son compartimentos estancos y fases sucesivas de nivel que vas pasando de una en una, sino que un proyecto artístico requiere idas y venidas entre una fase y otra, incluso en algún momento, un hallazgo inesperado nos hará regresar a la primera casilla de salida para reformular todo desde el principio.

Ya lo habíamos dicho al principio, no es fácil pero tampoco imposible y es precisamente ese ir y venir entre las distintas fases lo que para mí, lo hace interesante y parte de un proceso mágico.

Pues, empecemos por el principio.

 

1.- ELIGE EL PROBLEMA: TU TEMA FOTOGRÁFICO

Todos los proyectos, de cualquier tipo, técnicos, constructivos, incluso los artísticos nacen con una voluntad clara. La de solucionar algún problema. Estos problemas no tenemos que verlo como algo negativo, sino como las ideas o los motivos que queremos fotografiar.

Y estos problemas o ideas pueden surgir de cualquier lado. Mira esta artículo en el que te explico de de donde vienen las ideas

El lugar común del que proceden todas las ideas es del EXTRAÑAMIENTO. Nuestra curiosidad acerca de algo empieza porque “ese algo” no lo entendemos muy bien o no comprendemos y queremos saber algo más.

Nos extrañamos ante las cosas que nos llaman la atención y nos asombramos y ese es el primer paso para que una idea germine dentro de nosotros, preguntarnos el porqué de las cosas, aunque parezca que las conozcamos bien.

Por el extrañamiento, cada vez que salimos de un viaje lejos de nuestro lugar habitual, estamos viendo fotos estupendas en todos los sitios, incluso se nos ocurren mil proyectos a realizar. Eso pasa porque estamos fuera de nuestra zona de confort y todo nos llama la atención y queremos saber más.

Es como la mirada de los niños. Para ellos todo es nuevo y viven en un asombro continuo y es esa situación de asombro la que les anima a curiosear y preguntar por el porqué de las cosas.

Si lees alguna biografía de alguna artista, podrás encontrar historias de todo tipo de dónde les vienen las ideas, una imagen que les ha marcado, un gesto, un letrero en un cartel. Las ideas están por todos lados, esperando a que las cojamos.

En este momento, ya tendremos al menos una ligera idea sobre lo que queremos fotografiar. 

 

La Camara Roja Buscar o encontrar 4 texto poeta
@ David de Flores. Proyecto fotográfico personal Diario

 

 

2.- CERCANO, CONOCIDO Y EMOCIONAL

Uno de los mejores consejos que les doy a mis alumnos del Curso Avanzado de Edición y Creación fotográfica, que se inician en la creación de su primer trabajo fotográfico es que la elección del tema debe cumplir al menos 3 requisitos previos. Debe ser cercano, conocido y emocional.

Cercano y accesible porque debe ser fácil llegar a el. No busques un tema a fotografiar que te obligue a largos desplazamientos o que tengas que pedir muchos permisos para fotografiar, porque tarde o temprano desistirás.

Conocido porque cuando conoces algo muy bien estás atento a los detalles que no deben pasar desapercibidos. Y en fotografía cuentan más los detalles que otra cosa. Es ahí donde suele estar lo importante de cada historia. 

Emocional porque donde de verdad te pellizca el alma es donde vas a poner todo tu interés y voluntad para llevarlo a cabo.

Los proyectos fotográficos personales tienen un gran componente emocional y es lo que les hace que finalmente se realicen.

La emoción va a ser el combustible para tu motor y es lo que te va a animar cada día a levantarte y seguir haciendo fotos para tu proyecto personal. Es la parte motivacional de tu proyecto.

Por tanto, en esta fase del proyecto, indicaremos las razones más personales por las que eliges un tema y no otro, lo que se convertirá en nuestro leit motiv o el verdadero porqué de nuestro proyecto fotográfico.

 

3.- DEFINE Y DESARROLLA LA IDEA

Una vez que ha surgido la chispa en nosotros y el bichito de la curiosidad nos ha picado, es importante que definamos nuestra idea. Aquí se trata de desarrollar y enumerar los conceptos, cosas, objetos, adjetivos que definen tu idea.

Para ayudarte en esta tarea, te puede ayudar hacer listados de cosas, conceptos o palabras clave que están relacionados con tu idea. Este listado será muy útil a la hora de empezar a fotografiar cosas que aparecen en el.

Quiero que entiendas que un proyecto fotográfico no es sólo un conjunto de fotografías sobre un tema concreto sino que tienen que reunir una serie de condicionantes, tales como la coherencia visual, estética, temática, etc, todo ello obedece a un criterio fundamental en el desarrollo de los proyectos fotográficos y es la INTENCIÓN DEL AUTOR

Todas tus fotografías tendrán que contar algo y deben cumplir un propósito general que será la de desarrollar tu idea. Una idea, que quede claro, intencional.

Tu intención es la que dará rigor a todas las fotografías realizadas y la que te marcará el rumbo a seguir.

En esta parte tendrás que reflexionar sobre las cosas, ideas, pensamientos, emociones y los valores universales que están presentes en tu proyecto, es lo que hay de interés para que otras personas puedan interesarse por tu historia.

 

 

4.- BUSQUEDA DE INFORMACIÓN

Para desarrollar tu idea deberás hacer una labor previa de documentación sobre el tema a fotografiar. Y aquí todo vale. Artículos de revistas, periódicos, libros, películas, conversaciones en un bar, etc.

En esta etapa, se recopila toda la información necesaria para llevar a cabo el proyecto, es la etapa de la observación (viajes, lecturas, experimentos y conversaciones con conocedores del tema).

Además, en fotografía cuando se tiene en manos un proyecto, lo consecuente es recopilar información acerca de todos los trabajos fotográficos hay con ese tema o que tratan esa idea.

Es necesario que conozcamos que otros autores han realizado proyectos similares, ya que esos autores se han enfrentado a problemas similares al nuestro y necesitamos saber que soluciones han ofrecido ellos, por dos motivos:

Uno para no repetirnos en el mismo proceso y, dos para seguir avanzando y decir algo nuevo en fotografía, aunque sea poca cosa, siempre debemos decir algo más.

Resumiendo, concreta, recaba información, documéntate y haz todas las preguntas que creas necesarias para hacerte con la idea.

Luego, escríbelas y desarróllalas en un folio. Vuelve a leer ese folio, una y otra vez, puliendo lo que no te gusta y atando los flecos que todavía no te cuadran demasiado en tu idea. Es vital que puedas definir tu idea, plasmándola en un papel y que sea lo más coherente posible, demostrando tus claras intenciones al respecto.

Conforme vas escribiendo y leyendo el folio, piensa la dirección que vas a tomar, que tipo de fotos te gustaría hacer y que equipo y medios técnicos (cámaras, objetivos, flashes, filtros, trípodes, etc) necesitas para llevarlas a acabo.

También es muy importante que guardes todas las notas, bocetos, esquemas, dibujos, ideas, comentarios, etc. de esta primera fase. Te pueden ser de ayuda en momentos de duda o de toma de decisiones o incluso pueden formar parte del proyecto final

En este punto, además de la idea y de un listado de cosas que quieres fotografiar, ya tienes incluso algunas imágenes o fotografías en mente que te gustaría hacer.

Enhorabuena!, vas por buen camino.

 

Ecografía de David Tristán en las 13 semanas de gestación. Parte del proyecto fotográfico vital de David
Ecografía de David Tristán a las 13 semanas de gestación. Parte del proyecto fotográfico vital sobre mi familia

 

5.- DEJA QUE REPOSE TU PROYECTO FOTOGRÁFICO

Tan importante es buscar información y empaparte de todo lo relacionado con tu tema, estudiando y analizando los contenidos y los autores que han realizado trabajos similares, como darte un respiro y dejar que todo vaya reposándose en tu interior, en tu subconsciente.

Las ideas se agitan por debajo del lado consciente del individuo y precisamente debido a esto surgen combinaciones inesperadas pues el lado lógico-consciente no opera en esta fase.

Esta etapa es de calma aparente, pero en realidad dentro de la mente se están gestando ideas. Se está cociendo algo. Ese algo será tu idea definitiva.

Se compara a esta etapa con la de un embarazo de un bebé, porque al término del mismo la mujer, se dice coloquialmente “da a luz”, de la misma manera en que una mente creativa se ilumina con una idea.

 

 

6.- Y SE HIZO LA LUZ…

Es el momento del famoso EUREKA de Arquímedes. Se ha encendido la bombilla dentro de tu cabeza. Le has dado mil vueltas a todo lo que has visto antes y, de repente, has alcanzado el nirvana, la iluminación y has dado con la respuesta clave, con la solución de tu proyecto.

En este momento, todas las piezas del rompecabezas encajan. Ya sabes lo que quieres contar y ahora solo falta definir como lo quieres contar y esto es lo verdaderamente importante.

Cada día se estrenan películas en cines, series televisivas, se publican libros, poemas, etc y todas esa multitud de historias siempre hablan de los mismos temas: el amor, la amistad, la familia, la traición, la aventura, etc.

Lo único que diferencia una historia de otra es cómo te la cuentan y aquí es donde debes dar un paso más sobre lo que otros autores ya han hecho. Es el momento de ser creativo y ofrecer una solución nueva a un mismo problema. 

Aquí es donde debes aportar tu pequeño grano de arena a la historia fotográfica y donde el análisis de todos los trabajos fotográficos y autores que has visto en la fase de búsqueda de información te va a servir de mucha ayuda.

 

 

7.- ESCRIBE UN TITULO PARA TU PROYECTO FOTOGRÁFICO

Ahora que ya sabes las fotografías que quieres hacer, necesitas escribir en una frase o en pocas palabras tu proyecto. Si consigues escribir y definir tu idea en una sola frase, ya tienes la idea principal de tu proyecto y si además, suena bien, tendrás un buen título para tu proyecto.

Hay gente que no le da la importancia que se merece al título pero para mí es fundamental. El título será tu brújula para que no te pierdas por el camino y no te lies en otras cosas que no estén relacionadas con tu idea.

Uno de los errores de los proyectos que se empiezan y nunca acaban es precisamente éste, que nos enrollamos con otras historias relacionadas con la idea principal pero que nos hacen perder el foco y al final, nuestro interés, con lo que desistimos finalmente.

8.- COMO HACER LAS FOTOGRAFÍAS

Aquí tienes que imaginar cómo ves tus fotografías en el proyecto. No solo decidir si serán fotos de retrato o paisaje, sino que tipos de retratos, encuadres, composiciones, etc.

Fundamentalmente vamos a decidir el cómo, dónde y el cuando vamos a fotografiar.

Definiremos todos los aspectos y elementos técnicos de las fotografías. Si vamos a usar luz natural o flash, trípode, tipo de objetivos, etc.

También definiremos cuando vamos a realizar las fotos, si son de día y con que luz queremos hacerlas, de noche y que equipo emplearemos y si las tenemos que hacer en una determinada época del año.

Dependiendo de nuestra historia, el lugar donde se desarrolla nuestro proyecto puede ser my importante, sobre todo si afecta al resultado estético y visual de nuestras fotografías. No es lo mismo hacer las fotos con luz ambiente en el interior de un hogar que hacerlo al aire libre.

Todas estas decisiones debemos pensarlas y analizarlas antes de ponernos manos a la obra, sobre todo, para poder visualizar los resultados y prever posibles errores durante la toma fotográfica, así como de llevar el equipo fotográfico adecuado.

 

Imagen del proyecto fotográfico «Vistabella» desarrollado por David de Flores y Silvia Marte
Imagen del proyecto fotográfico «Vistabella» desarrollado por David de Flores y Silvia Marte

9.- PRUEBA Y ERROR 

Ahora que todo está esbozado, toca lanzarse al vacío y empezar a hacer las fotos de tu proyecto. No te preocupes, ya sé que no sabes por dónde empezar, pero es normal. No tienes la práctica necesaria para ir paso a paso.

Si sigues todos los pasos hasta ahora, sabes que tipo de fotos quieres hacer, tipo de encuadres, composición, equipo que necesitas, cuando quieres hacer las fotos, etc.

Y además, tienes un listado de cosas, ideas y palabras clave que querrías fotografiar.

Pues bien, ponte manos a la obra, con la certeza de que todo lo que hagas tendrás que evaluarlo y ver si está dentro de los límites que marca la definición de tu idea.

Ahora sí que toca sacar la cámara y empezar a hacer las fotografías que muestren tus ideas. Si no sabes por donde empezar, saca el listado de las palabras clave e ideas fotográficas que has estado haciendo mientras has definido y elaborado tu idea.

Fotografía todas esas cosas y conceptos que has apuntado antes y luego revisa todas esas fotografías y selecciona solo aquellas que cumplan la coherencia visual que te exijas y que, además tengan que ver con la idea definida.

Si hay fotos que son buenas, pero que se apartan un poco de tu idea, deberías no incluirlas en tu proyecto, sobre todo, para que no te vayas por las ramas. Con el resto de las fotografías que vayas haciendo, las tienes que ir seleccionando y revelando.

A partir de este momento, ya entraríamos en otra fase del proyecto que trata de la selección y edición de fotografías para crear lo que se llama la construcción del relato.

Pero esto es otra historia que no puedo contar en un artículo de blog, sino que requiere una formación, dedicación y un seguimiento necesario para sacar el máximo partido a tus fotos en la edición y selección final de fotografías.

Todo esto es parte esencial de lo que vemos en el Curso Avanzado de Creación Fotográfica, un curso en el que os ayudamos a crear una idea, darle forma, desarrollarla, materializarla, creando vuestro proyecto fotográfico paso a paso hasta su finalización. 

Mientras tanto, escribe y desarrolla tu idea y sal a hacer muchas fotos para tu proyecto fotográfico personal. 

 

Amor, humor y respeto

Si quieres recibir más información relacionada sobre como crear tu primer proyecto fotográfico, apúntate a nuestro Curso Avanzado