Pablo y Andrea

Hace unos días recibimos la llamada de Andrés, quién nos contó que su mujer cumplía 40 años y quería hacerle un regalo muy especial.

Este tipo de encargos nos gustan especialmente, así que nos organizamos para hacerles unas fotos de familia en el estudio mientras la cumpleañera creía que estaban haciendo un trabajo para el instituto 🙂

La idea que llevaba Andrés era hacerle una fotografía a los dos hermanos y ampliarla para ponerla en casa.  Nos encantó la idea, así que les propusimos hacer una sesión básica, en la que incluimos tanto retratos individuales, de ellos 3 y también de los 2 hermanos ¡por supuesto!

La mayor parte de nuestras sesiones son con bebés o niñxs muy pequenos, así que por cambiar un poquito también disfrutamos mucho cuando podemos retratar esa misma relación de hermanos cuando son más mayores.

Por su parte, Pablo y Andrea nos lo pusieron facilísimo, el gesto y la mirada a la vez dulce y desafiante propia de su edad protagonizaron las fotos.  Y lo demás mejor que lo veáis..!

Está última fue la foto seleccionada para la ampliación en madera que dejó a mamá boquiabierta el día del cumpleaños. Según nos han contado, ¡fue todo un éxito!

Ahora para acabar el puzzle nos falta conocer a mamá. Así que como ya les dijimos, les esperamos un día a los 4 para poder hacerles un retrato de familias felices.

Las fotografías son de Silvia Marte, experta en familias 🙂