[2021] Cómo encontrar tu estilo fotografico

El problema del estilo fotográfico

Muchas veces le damos vuelta a la cabeza a eso que llamamos estilo fotográfico. Es algo que nos puede atormentar y su búsqueda se puede convertir en una auténtica pesadilla.
El problema es que, la mayoría de las veces que nos enfrentamos ante un problema, no estamos formulando bien las preguntas. Casi siempre es más provechoso hacerse una buena pregunta antes que encontrar una respuesta. Y para eso debemos pararnos a pensar.
El problema del estilo surge cuando ya sabemos de qué va esto de fotografiar, cuando realizamos correctamente la exposición de nuestras fotos, medimos bien las luces y, más o menos, controlamos las claves de la composición fotográfica.
Es, en ese momento, en el que hacemos buenas fotos, en el que empezamos a darnos cuenta de que queremos más.

Y ese algo más, se llama estilo.

Queremos tener nuestro propio estilo fotográfico y queremos que nuestras fotos se reconozcan perfectamente igual que las fotos que vemos de Alex Webb, Bruce Gilden o García Alix.

Cuando vemos las fotos de los fotógrafos que nos gustan, soñamos con hacer fotos como las suyas y que tengan ese “algo característico” que las define.

Es entonces cuando caemos en la cuenta, de que aún nos queda mucho que recorrer. Y puede que desesperemos y que se apodere de nosotros la desilusión y el desánimo y que nos dé por abandonar por un momento, porque vemos nuestras fotos mediocres, unas simples copias de nuestras fotógrafas favoritas.

Ese momento lo conozco bien como bien lo conoce cualquiera que se haya puesto en marcha en el camino del proceso creativo.

Cuando te gusta una disciplina artística, cuando la prácticas y aprendes su teoría, empiezas a evolucionar de una forma más o menos rápida y, más pronto que tarde, pueden llegar unos buenos resultados, pero también, más tarde que pronto, llega el momento en que, aunque domines completamente su técnica, no consigues avanzar mucho más y lo que parecía subir como la espuma, se estanca y se desvanece, como la espuma.

Es ese preciso momento en el que tus fotos no van mucho más allá que una foto estética y técnicamente bien ejecutada. Pero tú quieres algo más.
Y ese algo más, se llama estilo, el tuyo.
Si no quieres seguir leyendo y prefieres que te lo cuente en un video, puedes ver el tercer episodio de nuestra serie de videopodcast de Hola Foto  en el que te lo cuento todo.

Nuestra forma de mirar

La pregunta correcta para encontrar nuestro estilo, no es definir lo que es el estilo fotográfico en sí, sino tiene mucho más que ver de cómo queremos fotografiar y cómo entendemos el mundo que nos rodea.
Cada persona tiene una creencias y una forma de estar en esta vida, lo que define su propio punto de vista. Este punto de vista define nuestra forma de mirar.
Y nuestra forma de mirar el mundo es lo que va a definir nuestro estilo.
Nuestra forma de mirar condiciona nuestra forma de acercarnos a los motivos y sujetos que fotografiamos, es decir nuestros temas predilectos.
Y los temas que nos gustan fotografiar y la forma en la que queremos hacerlo nos sugiere un tipo de herramienta u otra. Si, por ejemplo, nos encanta la street photography, buscaremos una cámara pequeñita que podamos manejarla con una sola mano para poder hacer fotos sin que se note que estamos haciendo fotos. Pero si lo nuestro es el paisaje, el gran paisaje, seguramente buscaremos una cámara grande, emulando a los grandes paisajistas y acabemos por pensar que queremos probar con el medio formato e incluso con el gran formato.

Fotografia de paisaje con estilo fotografico
Playa del Mónsul. Fotografía en gran formato 4x5" © David de Flores

Nuestra propia voz

Nuestro estilo tiene que ver con lo que queremos mostrar en nuestras fotos. Y no me refiero a lo que aparece en las fotos, sean retratos o paisajes o bodegones. Me refiero a las ideas que queremos transmitir.
Aunque solo nos guste hacer fotos bonitas, de atardeceres o retratos de nuestros familiares, siempre hay una o varias ideas que subyacen. Ya sea la búsqueda de la belleza o el registro del recuerdo de una persona querida, esa idea es la que nos mueve.
Tus ideas marcarán tus prioridades a la hora de fotografiar y qué fotografiar, lo que pasa es que no siempre nos paramos a pensar en ellas y ya sabemos que las ideas operan, muchas veces en el subconsciente, pero merece la pena que reflexiones acerca de ellas y que las tengas presentes. Te sorprenderás de lo que tienen en común muchas de las fotos que haces aunque sean de motivos y escenarios bien diferentes.
Encontrar un estilo en fotografía no es tarea fácil. El estilo se va construyendo poco a poco.
Con trabajo debemos experimentar y permitirnos equivocarnos, evolucionar hasta sentirnos cómodos y satisfechos con nuestro trabajo.
Encontraremos así nuestra propia voz, enlazando nuestras ideas con nuestras habilidades técnicas y empezaremos a crear unas imágenes coherentes con nosotros mismos, que nos harán sentirnos afortunados porque por fin podemos identificarnos con nuestras fotos.

Retrato con estilo fotografico
Souleiman, puerto de Essaouira. Fotografía en medio formato @ David de Flores

Claves para definir un estilo fotográfico

Pero como siempre que nos ponemos filosóficos siempre es adecuado poner las cosas en su sitio y ser prácticos, a fin de cuentas, esto es un blog sobre fotografía y cómo aprender de ella.
Desde el punto vista técnico, hay distintos elementos que debes ir teniendo presente para ir definiendo tu estilo como por ejemplo:

 

Nuestros encuadres y objetivos

Los objetivos y longitudes focales que empleamos van a definir nuestros encuadres y la distancia que nos separará de nuestros motivos.

Un objetivo grana angular nos permite contar la acción desde dentro o desde muy cerca y los teleobjetivos nos dan una sensación de ver las cosas desde el otro lado sin ser vistos.

Si quieres ver un video en el que te explico la diferencia de los distintos objetivos y longitudes focales, pincha aquí.

 

La Composición

Hay autores que tiene una forma muy peculiar de componer y cada vez que ves una de sus fotos, la reconoces al instante. Es su forma de hablar fotográficamente.
Autores clásicos como Cartier Bresson , Koudelka o Stephen Shore tienen una forma peculiar de fotografiar y han creado un propio estilo que de alguna manera nos ha influido a todos los que conocemos sus obras.
La composición es el medio por el cual podemos ordenar y organizar los elementos que componen nuestras fotografías. Tal y como tu entiendas o, mejor dicho, veas ese orden, asi lo reflejarán tus fotos.

Fotografia de una playa con estilo fotografico
Calblanque. Fotografía en 35 mm © David de Flores

La luz y el color

Esto es como la música que te gusta, ¿la prefieres cañera o suavecita?. ¿Te va el punk rock o prefieres algo más alegre y pop?. Seguramente, te guste de todo, pero prefieres un estilo musical dependiendo de la ocasión o tu estado de ánimo.

La luz y el color son fundamentales en nuestras fotos y al principio, no nos paramos mucho a pensar en ellos. Vamos buscando la ocasión para hacer una buena foto y no pensamos que el principal ingrediente para una buena foto suele ser una buena luz.
Cuando tenemos en cuenta la luz y el color (o blanco y negro) en nuestras fotos, empezamos a definir un estilo. Es como saber qué tipo de ropa nos gusta vestir. Depende de tus preferencias personales. Pues en fotografía pasa lo mismo.
Esta claro que podemos revelar una fotografía digital y conseguir más o menos cambiar la tonalidad de la imagen y los colores, pero a la hora de fotografiar, necesitamos saber que tipo de luz preferimos en nuestras fotos y como la vamos a medir, porque nos va a condicionar mucho el resultado.
Hay quien prefiere una luz fuerte y mucho contraste como Jacob Aue Sobol o hay quien le gusta una luz suave, limpia, clara como Eugenia Arbugaeva.

Cada uno de estos fotógrafos entiende el mundo de una manera diferente y particular, como tú. Lo que pasa es que ellos, han conseguido mostrarlo en sus fotos.

La metáfora del ser vivo

Me gustaría contarte una metáfora acerca del estilo. Ya te he dicho lo que significa para mí y algunos de los elementos que, de forma práctica, deberíamos tener en cuenta para encontrar nuestro estilo. Si te has fijado, cuando hablo de nuestro estilo fotográfico, casi siempre empleo los verbos de encontrar o buscar y es que pienso que todos tenemos un estilo como si fuera nuestra forma particular de hacer las cosas.
Pues bien, cuando pienses en tu estilo fotográfico, no pienses en algo que es fijo e inamovible, algo que una vez que alcanzas y lo tienes, ya tienes que seguirlo y no traicionarlo jamás. No. Esa no es la idea.
El estilo no es una montaña o un gran bloque de piedra que se encuentra en mitad del camino y es fijo e inmutable. El estilo es más bien un ser vivo, una planta o un gran árbol que nace de una semilla pequeña y que si se dan las condiciones adecuadas de cuidados y alimento, irá creciendo, poco a poco, hasta conformar tu estilo.

Pero nunca inmóvil, como todo ser vivo se verá afectado por el ambiente (tus influencias), por lo que comes (las fotografías, pelis y los libros que lees) y por lo que aprendes.

Por eso, libérate de la idea de alcanzar un estilo fijo e inalterable. Tu estilo eres tú y como tú, el cambio y la evolución es parte de esta historia.

Paisaje con estilo fotográfico
Pinares de radiata en Salodropo. Fotografía en gran formato 4x5" © David de Flores

Nuestras influencias

Por si no has caído todavía ya, es necesario que tengas y conozcas influencias y referentes fotográficos que te enseñen y te muestren los infinitos caminos que puedes recorrer con la fotografía. No se trata de que los copiemos sin más.

Copia si lo que quieres es aprender su técnica, igual que se hace en los talleres de dibujo y pintura, pero aprende de ellos y ve recogiendo de cada cuál lo que más te interese.
Lo que te guste de ellos, échalo en tu mochila de experiencias vitales y, así, poco a poco, con la práctica, el aprendizaje, lo que vives y lo que ves, lo que piensas y lo que sientes, irás conformando tu punto de vista particular acerca del mundo.

A partir de ese momento, reflexiona lo que quieres y cómo lo quieres mostrar. Entonces empezarás a crear tu propio estilo, que es tan válido como el de cualquiera. Solamente tienes que ocuparte de una cosa, que sea auténtico y genuino. Como tú.

Para nosotros, en La Cámara Roja es muy importante conocer referencias y es algo que tenemos muy presente en todos nuestros cursos, sobre todo en el Curso Medio de Fotografía, en el que os enseñamos a encontrar vuestro propio estilo fotográfico, a partir del estudio de la técnica de los grandes géneros de la fotografía como el retrato, el paisaje o la street photo, pero sin olvidarnos de analizar el trabajo de innumerables fotógrafas y fotógrafos que han hecho y hacen grande esta disciplina.

¡Si, quiero encontrar

mi estilo en fotografía!

    Quiero recibir más información sobre el curso.

    Acepto la Política de Privacidad de La Camara Roja.

    David de Flores

    David de Flores (1977) es fotógrafo, ingeniero forestal y antropólogo. En 2010 crea La Cámara Roja, un proyecto profesional en el que conviven la fotografía, la docencia y la impresión fine art. Ha cursado estudios de fotografía contemporánea en la Escuela Lens de Artes Visuales y de Especialización en fotografía...