Marta Pina

Marta es una persona tímida y de primeras puede parecer un poco seria, pero en cuanto la conoces te das cuenta que dentro de ese pequeño cuerpo, se esconde un gran corazón.

Es observadora y siempre está pendiente de todo lo que pasa a su alrededor, intentando absorber todo lo que su mente le permite.

Seriéfila desde antes de que existiera el término, llegó al mundo de la fotografía casi por casualidad.

Estudió Diseño de Interiores y después Fotografía Artística, siendo Premio Extraordinario de la Región de Murcia.

Le gusta decir que lleva más de media vida con un ratón y un teclado entre las manos y Google siempre ha sido su mayor mentor.

Es la responsable del laboratorio y culpable de que las impresiones sean perfectas y cuando se mete en la «cabina de DJ», se concentra tanto que no oye ni el timbre de la puerta.