[TUTORIAL] 7 Claves de cómo medir la luz en fotografía

Uno de los problemas técnicos clásicos es cómo medir la luz en fotografía. Ya seas fotógrafo con cierto nivel o acabas de subirte al carro de la fotografía y empiezas desde cero, en este tutorial te voy a dar unas sencillas claves para que siempre lo tengas claro y consigas hacer una medición correcta para tus fotografías.

Al principio, cuando tenemos un nivel básico o de iniciación en fotografía, suele ser muy engorroso aprenderse los sistemas de medición de nuestras cámaras, ya sean nikon, canon, olympus, fuji o sony todas hacen los mismo con distintos nombres. Pensamos que el problema de la medición de luz en fotografía se reduce a saber cómo usar los distintos sistemas de medición que dispone nuestra cámara: el sistema de medición matricial o evaluativa, el central o promediado central y la medición puntual. Pues bien, ahora os diré que por mucho que sepas como funcionan los 3 sistemas, si no tienes claro como puedes emplear la luz en fotografía para conseguir los resultados que buscas, siempre cometerás el mismo error.

Si lo prefieres, puedes ver todo el contenido de este tutorial en una de mis clases en directo



Clase en directo en el que te enseño las claves para medir bien la luz




Buscar la Luz en fotografía

Y el error principal es que no has entendido cómo funciona la luz.

La primera clave para conseguir fotos espectaculares es buscar la luz. La luz no sólo es nuestra materia prima y la energía que posibilita que podamos tomar una foto o registrar el espectro visible en nuestras fotos. La luz es elemento principal de toda foto. Sin luz, no tenemos nada.

Podemos estar ante un paisaje espectacular, unas montañas impresionantes o ante una bahía en la costa alucinante, que si no tenemos una buena luz o no sabemos sacarle partido a la luz que hay en ese momento, no tendremos nada. En cambio, si tenemos una buena luz o sabemos apreciarla y aprovecharla al máximo, podremos realizar un fotón incluso de unas motas de polvo.


Fotografía de una ventana, en la que se filtran las partículas de polvo, por los intersticios. Medir la luz en fotografía con medición puntual. © David de Flores
Cómo medir la luz en fotografía: Fotografía de una ventana, en la que se filtran las partículas de polvo, por los intersticios. Medir la luz en fotografía con medición puntual. © David de Flores © La Cámara Roja



Para encontrar la luz, debemos de ser capaces de percibir los cambios sutiles de luz e iluminación que pasan continuamente. Si miramos con nuestros ojos, seguramente estaremos equivocados, porque nuestro cerebro va realizando pequeños ajustes sensoriales para adaptar nuestra visibilidad al nivel lumínico que hay disponible.

Esto lo podemos comprobar cuando venimos de la calle y de repente, entramos en un local oscuro o con poca luz. Al principio, diremos que hay poca luz, incluso no veremos casi nada, pero a los pocos segundos, nuestro cerebro se ajusta y adapta nuestro iris a la luz disponible que hay y poco a poco vemos con más claridad.

El efecto contrario, lo tenemos cuando estamos en un lugar oscuro y de repente pasamos a un sitio que hay mucha luz, incluso teniendo la sensación de luz cegadora. Corremos rápidos a ponernos las gafas de sol porque nos quedamos “ciegos”. Al cabo de unos instantes, nuestros ojos se adaptan al exceso de luz y ya podemos ver de forma normal.



Nuestro Cerebro nos engaña

Cuando nosotros vemos el mundo que nos rodea, estamos realizando continuamente ajustes de “sensibilidad” luminosa para adaptarnos a la luz existente. Tanto si hay mucha como poca luz, nuestros ojos siempre “ven luz”.

Para nosotros, siempre parece que hay la misma cantidad de luz. Esto mismo pasa con nuestras cámaras de fotos cuando estamos en el modo automático. La cámara realiza los ajustes necesarios en la exposición, ajustando la sensibilidad o ISO, la velocidad de obturación o la apertura de diafragma para que siempre capte la misma luz.

Es lo mismo que está haciendo nuestro cerebro continuamente. Nuestro cerebro nos está engañando y nos muestra una realidad normal, la que entendemos y la que nos permite vivir cómodamente. Sin complicaciones.

El resultado de hacer fotos en el modo automático es que tenemos fotos que son una descripción literal del mundo que vemos con ojos normales. Pero nosotros queremos algo más. Nosotros queremos mostrar un mundo especial, el nuestro y no tiene porque coincidir con el mundo que vemos normalmente. Nosotros queremos crear. Queremos imaginar. Queremos soñar con la fotografía.


Medir con mirada fotográfica

Para empezar a crear fotografías especiales, necesitamos aprender a mirar fotográficamente. Esto lleva su tiempo y es la clave de cualquier fotógrafo/a especial. Es lo que define su estilo personal. En este tutorial, no vamos a entrar en eso, pero sí que vamos a hablar de como mirar fotográficamente con respecto a la luz.

Cada día, en cada hora, puede haber cambios repentinos en la naturaleza de la luz, que afectan a su calidad y cualidad. Sabemos que hay ciertas horas del día, en la que hay una mejor luz, por ejemplo, al amanecer y al atardecer. Si queremos hacer grandes fotos de paisaje, deberíamos o bien madrugar temprano o bien esperar a las 2 horas antes de la puesta del sol, tal y como han hecho grandes fotógrafos como Ansel Adams y Stephen Shore (por mencionar 2 grandes clásicos).

Pero eso no quiere decir que no podamos hacer fotos a otras horas. Siempre puede haber una nube que oculte parcialmente el sol y deje pasar algún rayo solar, creando la magia de repente. O una luz dura, pero que bien compuesta la imagen puede revelar texturas que nos interesen por alguna razón estética.


Un rayo de luz, se filtra entre el cielo nublado sobre la ciudad portuaria de Essaouira (Marruecos) © David de Flores © La Cámara Roja
Como medir la luz en fotografía: Un rayo de luz, se filtra entre el cielo nublado sobre la ciudad portuaria de Essaouira (Marruecos) © David de Flores © La Cámara Roja. 

Con esto quiero decir, que no tenemos que dejarnos llevar por los argumentos fáciles y simplistas que aparecen en multitud de libros de técnica fotográfica. La buena luz puede estar en cualquier parte sí sabes encontrarla. Pero para eso, tienes que saber primero qué es lo que quieres encontrar.

Al principio solemos ir un poco como borregos, haciendo las fotos que todo el mundo hace. Cumpliendo los mismos requisitos técnicos y fotografiando los mismos tópicos de todo el mundo (la playa, la montaña, el atardecer, la flor, etc). La fotografía puede ser mucho más.

Lo primero que tenemos que hacer es preguntarnos qué es lo importante en nuestra foto. Qué elemento nos interesa destacar y en función de eso, ya podremos actuar para conseguir el mejor resultado.

Vamos a ver cada una de las 7 claves técnicas qué debemos de tener en cuenta.

 

Como medir la luz en fotografía

1.- Busca la posición y la orientación adecuada

Lo primero es buscar la posición o la orientación desde donde hacer la foto que te asegure la mejor luz. No sólo estoy hablando de la hora hacer la foto, sino también hacia dónde estás disparando y que luz incide sobre tú motivo.

Cómo medir la luz en fotografía: Fotografía en la que aparecen Silvia Marte y nuestro hijo David Tristán, jugando en la playa, con la luna llena al fondo. © David de Flores © La Cámara Roja
Cómo medir la luz en fotografía: Fotografía en la que aparecen Silvia Marte y nuestro hijo David Tristán, jugando en la playa, con la luna llena al fondo. © David de Flores © La Cámara Roja

 

2.- Utiliza la composición y encuadra

Después tendrás que organizar tu encuadre mediante la composición para conseguir hacer destacar tu motivo. Si estamos hablando de hacer un buen retrato, te recomiendo que veas este video de mi clase en directo de «Las Claves de cómo hacer un buen retrato fotográfico».

 

3.- Ajusta la profundidad de campo

Luego tendrás que ajustar la apertura de diafragma por si quieres más o menos profundidad de campo, algo que te ayudará a seleccionar las cosas importantes para ti en la foto. Es lo mismo que hace nuestro cerebro cuando solo nos hace ver las cosas que nos interesan.

 

Y ahora una vez que tienes la posición adecuada, la luz que buscas, la composición y el encuadre y la profundidad de campo para seleccionar y destacar tu motivo sobre el resto, ahora es el momento de medir la luz en tu fotografía.

Para ello, vamos a emplear alguno de los 3 sistemas básicos de medición de luz que incorporan las cámaras de fotos. Y tal como enseñamos a nuestros alumnos de nuestro Curso Básico de Fotografía, empezaremos por el más sencillo.

 

4.- Sistema de Medición Matricial o Evaluativa

Visualiza una imagen cualquiera, da igual que sea un retrato de una persona o un animal o un paisaje. Cualquier imagen se compone de zonas más iluminadas que otras y zonas más sombrías que otras. Incluso puede haber zonas totalmente oscuras en las que apenas llega la luz y zonas totalmente blancas porque hay tanta luz que quema. Un ejemplo claro es el típico paisaje de atardecer en la que se ve el circulo solar al fondo, en un amarillo dorado claro, y aparecen en primer término siluetas de árboles completamente negras.

Si dividimos mentalmente cada una de esas zonas de nuestra imagen con distinta iluminación y medimos la luz en cada una de ellas, nos daremos cuenta que necesitaremos distintos ajustes de exposición para cada una de ellas. Las zonas más iluminadas necesitarán menores tiempos de exposición y diafragmas más cerrados porque disponen de más luz y las zonas más oscuras necesitarán tiempos de obturación más largos y diafragmas más abiertos para que dejen pasar más luz puesto que reciben menos luz.

En la medición matricial o evaluativa, el fotómetro de nuestra cámara realiza una medida de cada una de las áreas lumínicas de la imagen, tanto de las iluminadas como las de sombra. La medición final será la media aritmética de la suma de cada una de ellas, por lo que los ajustes de exposición (velocidad/diafragma) que colocaré en la cámara sera la media de todas las mediciones individuales de cada zona lumínica.

La disposición de estas áreas, su tamaño y su cantidad dependen fundamentalmente del fabricante de la cámara y el modelo, y a nosotros para entender el funcionamiento de este tipo de medición poco nos importa.

 

Como medir la luz en fotografía. Medición Matricial o evaluativa. Ejemplos de áreas medidas para la media total. © David de Flores © La Cámara Roja
Cómo medir la luz en fotografía. Medición Matricial o evaluativa. Ejemplos de áreas medidas para la media total. © David de Flores © La Cámara Roja

 

Al hablar de medición matricial (Nikon) o evaluativa (Canon) nos referimos a un resultado de medición que busca la media entre todas las áreas, por lo que este tipo de medición está pensado para imágenes donde haya poco contraste lumínico, es decir, para escenas que están uniformemente iluminadas (luz frontal) o que se encuentren completamente en zonas de sombra, o por ejemplo para condiciones ambientales de días nublados en los que hay poco contraste, ya que desaparecen las luces y las sombras.

También emplearemos este tipo de medición en fotos donde no exista un fuerte contraste entre zonas en sombra o zonas iluminadas.

 

5.- Medición Central o Ponderada central

 

En la medición central, el fotómetro solo mide una única área, la central que dependiendo del modelo de cámara ocupa mayor superficie o menos. Normalmente suele ocupar un 20 a 50 % de la superficie de la foto, coincidiendo con la parte central del visor.
En esta área, el fotómetro hace una medición de la luz que incide en la misma y nosotros ajustamos los parámetros de la exposición en consecuencia (velocidad/diafragma)

Este tipo de medición es apropiado para situaciones fotográficas en las que queremos asegurar que el centro de la imagen esté bien “expuesto”, es decir que salga bien, ni oscuro ni claro, pero lo que no nos garantiza este tipo de medición es como van a salir los bordes de la imagen.

 

Cómo medir la luz en fotografía. Medición Parcial. Ejemplos de área central medida para la fotografía. © David de Flores © La Cámara Roja
Cómo medir la luz en fotografía. Medición Parcial. Ejemplos de área central medida para la fotografía. © David de Flores © La Cámara Roja

Por esta razón, este tipo de medición no lo uso casi nunca, pues no tiene en cuenta para nada los bordes de la imagen. En su caso, prefiero usar el matricial/evaluativa o bien el siguiente tipo de medición. La medición puntual. En este caso, deberíamos ver las tres situaciones de diferente luminosidad que nos encontraríamos si atendemos al centro y a la periferia.

 

6.- El Contraste lumínico

A) Situación de bajo contraste.

Tanto la periferia como el centro reciben la misma cantidad de luz. El resultado es similar a la medición matricial. Si quieres ver un ejemplo práctico, mira el video!!!

 

B) Situación con fuerte contraste.

Hay mucha diferencia lumínica entre el centro y la periferia, por lo que la medición central puede ocasionar errores. Aquí distinguimos dos casos. Uno, el que no nos conviene en absoluto, se da cuando la periferia tiene más luz que el centro. En ese caso, nuestro foto estará sobreexpuesta en los bordes de la imagen.

El caso que nos interesa es cuando el centro recibe algo más de luz, aunque sea sutil con respecto a la periferia. Esa es la situación que necesitamos encontrar, puesto que la luz hará que nuestro motivo destaque sobre el resto. El resultado será muy similar a sí hacemos la medición con el último sistema que vamos a ver.

Cómo medir la luz en fotografía: Fotografía en la que aparece la cantante Annie Bsweet sobre el escenario. Medición central. © David de Flores © La Cámara Roja
Cómo medir la luz en fotografía: Fotografía en la que aparece la cantante Annie Bsweet sobre el escenario. Medición central. © David de Flores © La Cámara Roja

 

7.- Medición Puntual

En la medición puntual, la medición se realiza en un único punto de la imagen, que normalmente coincide con el punto central y suele representar entre el 1 y 2 % del encuadre. En algunos modelos de cámaras (canon) está medición puntual se sustituye por la parcial, en la que el área de medición se amplia hasta un 8-9 % de la imagen, coincidiendo también con el punto central.

Este tipo de medición funciona como una especie de termómetro de la luz que puedo colocarlo en cualquier punto de mi imagen y determinar los ajustes de exposición para cada lugar concreto de la imagen.

Para saber la medición de cada zona de la imagen solo tengo que apuntar con el centro del visor a esa zona y ajustar los parámetros de exposición a los valores relativos que el fotómetro indica.

 

Cómo medir la luz en fotografía: Fotografía en la que aparece un puesto callejero de comida, en mitad de la noche. Ejemplo de medición puntual. © David de Flores © La Cámara Roja
Cómo medir la luz en fotografía: Fotografía en la que aparece un puesto callejero de comida, en mitad de la noche. Ejemplo de medición puntual. © David de Flores © La Cámara Roja

 

manejar bien la luz que disponemos para la fotografía es algo esencial para nuestras fotografías. Aprender hacerlo no sólo requiere el conocimiento de la técnica fotográfica, sino que, además, debemos entender como la luz es capaz de atraer nuestra atención.

Todas estas cuestiones, tanto técnicas como no tan técnicas es lo que enseñamos en cada uno de nuestro cursos y, sobre todo, en el Curso Medio de Fotografía, pensado para aquellas personas que ya quieren profundizar mucho más en cómo sacarle partido a la luz.

Si quieres recibir más contenidos relacionados con la fotografía y apuntarte a nuestra Escuela de Verano, pincha en el botón