Un alumno modelo

 

Él es Joaquín Ros Rivera y tiene 30 años lleva trabajando en artes gráficas en una empresa de envases metálicos como técnico en pre_impresión desde el año 2007.

Joaquín nos cuenta que desde bien pequeño ha sido una persona sentimental, que siempre ha respetado mucho la naturaleza, los animales y por supuesto a las personas que se cruzan en su camino cada día. Si se tuviese que definir en una frase diría que: “trato a los demás, como me gustaría que me tratasen a mí”

No sabe si decir que ¨la fotografía le ha gustado siempre¨ ya que piensa que es un tópico, ¿a quien no le gusta ver una bella imagen? un bonito paisaje, reconocer a un familiar en una fotografía que te recuerde algo especial… A todo el mundo le gusta la fotografía.

Lo que nunca se imaginaba es que iba a sentir esa necesidad tan grande que tiene ahora por ser él quien crea esas fotografías.

En el verano de 2018, se compró un dron y sacó la licencia para ser piloto de drones. ¨Es impresionante poder observar el paisaje y disfrutarlo como si fuéramos pájaros.¨
Y ahí fue cuando interesado en poder mejorar su forma de grabar video se cruzó con LA CÁMARA ROJA y como resultado comenzó a estudiar fotografía en su curso básico.

Desde ese día hasta ahora, ha pasado poco más de un año. Y Joaquín ha realizado el curso básico, el curso medio, un curso de iluminación creativa y actualmente se encuentra inmerso en el curso profesional de fotografía.

Reconoce que una de las cosas más complicadas ha sido encontrar un camino en el que identificarse a sí mismo como fotógrafo y a sus fotografías como suyas. Pero gracias al tiempo, la constancia y los conocimientos que ha ido adquiriendo, por fin puede decir que se va reconociendo en sus fotografías.

Además de saber por qué le gusta tanto la fotografía, Joaquín nos cuenta que es porque le permite conocer nuevas personas y lugares, crear recuerdos que regalar y hacer feliz a esas personas. Sin dejar a un lado las posibilidades de expresar en trabajos personales cualquier sentimiento, situación o historia.

Queremos destacar estas palabras tan bonitas de Joaquín ¨Nunca olvidaré el primer día que salí con la cámara, tras una clase de fotografía callejera con David… salí a pasear por Murcia sin saber a qué iba, pero volví habiendo hablando con 2 chavales que estaban haciendo parkour en un parque y a los que fotografíe, un hombre mayor que estaba con su nieto jugando en un parque, unas chicas en la plaza de la catedral y un joven migrante con el que me crucé en el mercado de verónicas. Ese día, me di cuenta de que no solo me encantaba lo que hacía, si no que me estaba convirtiendo en alguien más social, y si se me permite, mejor persona.¨

Os dejamos alguna de las fotografías realizadas por Joaquín durante este último año.

Nos encantaría ser los cómplices para que en ti también ocurriese esa revolución personal de mano de la fotografía.

Queremos conocer también tu historia.